• La segunda edición de la campaña de ciencia ciudadana ‘1m2 por las playas y los mares’ del Proyecto LIBERA, diseñado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, ha logrado recoger 22,75 toneladas de basuraleza de 103 puntos marinos gracias a la colaboración de más de 3.500 voluntarios.

El pasado 28 de septiembre se inició la segunda edición de ‘1m2 por las playas y los mares’ una campaña de ciencia ciudadana para recoger basuraleza de los entornos marinos puesta en marcha desde el Proyecto LIBERA de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes. En poco más de dos semanas, más de 3.500 voluntarios han recogido 22,75 toneladas de basuraleza de las que se han clasificado 4,5 toneladas por origen y tipología resultando un total de 35.938 residuos caracterizados gracias a la aplicación MARNOBA.

 

La situación de la basuraleza en el mar es alarmante. Según un informe[1] de 2016, 800 especies marinas o costeras están afectadas por ingestión de basuraleza, accidentes por enredo, la denominada pesca fantasma, impactos directos en sus hábitats o por dispersión, ya que la basuraleza también se está convirtiendo en un vehículo que favorece la expansión de microorganismos a lo largo del océano.

 

Conscientes de esta situación, LIBERA, el proyecto impulsado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, continúa trabajando para poner freno a esta situación. Para ello, entre el 28 de septiembre y el 7 de octubre, se ha celebrado la segunda edición de ‘1m2 por las playas y los mares’ en la que se han incluido las acciones de fondos marinos en colaboración con la Red de Vigilantes Marinos que se han extendido hasta el pasado 14 de octubre.

 

Los resultados de esta campaña de ciencia ciudadana en la que han participado 3.500 voluntarios son determinantes. Se han recogido un total de 22,75 toneladas de basura en 103 puntos marinos del país; 5,75 de ellas en tierra y las 17 restantes en los fondos marinos. Pero más allá de liberar estos espacios de basuraleza, el objetivo de esta acción es lograr un mayor conocimiento de las causas y efectos que tiene el abandono de residuos en el entorno marino. Para ello, se han llevado a cabo caracterizaciones de los residuos encontrados en 46 de estos 103 puntos en los que se ha desarrollado la campaña.

 

Así, 4,5 toneladas de basura se han clasificado resultando un total de .35.938 objetos caracterizados gracias a la aplicación MARNOBA por origen y tipología que se han integrado en la base de datos del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO).

 

Entre los objetos más encontrados en las playas españolas se encuentran las colillas (8.778 unidades), seguido de los envoltorios y palos de chucherías (2.017 unidades) y las servilletas de papel (1.690). Por otro lado, en los fondos marinos, el objeto predominante ha sido también la colilla (1.136 unidades). Un resultado que confirma el informe publicado por LIBERA que indica que las colillas se han convertido en la primera fuente de basura mundial, con 4,5 billones restos de cigarrillos depositados en la naturaleza cada año, teniendo en cuenta además que cada colilla puede llegar a contaminar hasta ocho o 10 litros de agua; y hasta 50 litros si es agua dulce.

 

Tras las colillas, las botellas de plástico (719 unidades), las bolsas de plástico (607 unidades) y las botellas de vidrio y fragmentos (482 unidades) han sido los residuos más encontrados durante la campaña en fondos.

 

Por otro lado, teniendo en cuenta el tipo de material de los desechos, resulta que un 44% de los objetos encontrados tanto en costas como en fondos eran de origen plástico (tapas, pajitas, fragmentos de plástico). Le siguen los objetos de papel y cartón, con un 40% en el caso de las playas y un 21% en el caso de los fondos; los residuos de metal (7% y 14% respectivamente); los productos higiénico-sanitarios en las playas con un 3%, y el vidrio en el caso de los fondos marinos con un 9%.

 

La importancia de la ciencia ciudadana

 

Todos estos datos se integran en la base de datos del MITECO. Con este fin, los voluntarios han empleado la aplicación móvil MARNOBA, una plataforma que recopila, almacena y muestra información sobre las basuras marinas. De esta forma, se consigue información y conocimiento sobre la tipología de residuos que aparecen en el medio marino, sobre su origen y vías preferentes de transporte y deposición para poder diseñar medidas de prevención y actuación que permitan acabar con el problema de la basuraleza.

 

El Proyecto LIBERA desarrolla cada año una campaña de ciencia de ciudadana por entornos para conocer la realidad de la basuraleza. A estos resultados de ‘1m2 por las playas y los mares’, se suman los del pasado mes de marzo cuando tuvo lugar ‘1m2 por los ríos, embalses y pantanos’ en 90 puntos fluviales en los que se caracterizaron cerca de 17.000 objetos; y el próximo mes de diciembre, entre los días 10 al 16, se recogerán datos en los entornos terrestres con la segunda edición de ‘1m2 por el campo, los bosques y el monte’.

 

Apoyo de la Fundación Reina Sofía

 

Además, este año el proyecto LIBERA ha contado con el apoyo de la Fundación Reina Sofía, que ha querido sumarse en la lucha contra la basuraleza. Así, S.M. la Reina Sofía, en el marco del convenio de colaboración que la FRS mantiene con el Proyecto LIBERA, acompañó a los voluntarios que se dieron cita en la Cala Teulera de Menorca para participar en las tareas de limpieza al inicio de la campaña. Asimismo, se embarcó a bordo del velero Toftevaag, barco científico que se encarga de recoger microplásticos, basuras flotantes y realiza avistamientos de cetáceos y otros animales marinos, entre otros objetivos.

 

“Cada vez que convocamos a la ciudadanía para que participen en estas campañas de ciencia ciudadana tenemos una respuesta tan positiva y motivadora, que realmente es emocionante”, afirma Miguel Muñoz, coordinador de SEO/BirdLife del proyecto LIBERA. “La entrega y dedicación de cada uno de los voluntarios que están aportando conocimiento sobre la basuraleza es fundamental para poder encontrar soluciones. Por ello quiero agradecer a las miles de personas que están formando parte de LIBERA  y con ello están contribuyendo a garantizar la conservación de nuestro planeta”, concluye Miguel Muñoz.

 

Por su parte Sara Güemes, coordinadora de Ecoembes del proyecto LIBERA señala que “desde LIBERA continuamos dando pasos para erradicar la basuraleza de los espacios naturales. Estamos orgullosos de poder celebrar una segunda edición de 1m2 por las playas y los mares, una campaña de ciencia ciudadana con la que podemos dar visibilidad al problema a partir de datos reales que nos ayudan a entender el verdadero impacto que los residuos están causando en el entorno marino”.

[1]2016. CBD Technicalseies 83 MARINE DEBRIS: UNDERSTANDING, PREVENTING AND MITIGATING THESIGNIFICANT ADVERSE IMPACTS ONMARINE AND COASTAL BIODIVERSITY

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies