Biotopo Protegido de
San Juan de Gaztelugatxe

La última fortaleza de la costa cantábrica

El Biotopo Protegido de San Juan de Gaztelugatxe se trata de uno de los conjuntos paisajísticos más relevantes del País Vasco, situado entre los municipios de Bakio y Bermeo. Cuenta con una extensión de 158 hectáreas de uso público regulado y una ubicación privilegiada, pues tiene como telón de fondo el imponente Mar Cantábrico. Fue declarado Biotopo Protegido en 1998 e integrado en la Red Natura 2000 en el año 2013 como Zona Especial de Conservación (ZEC) y Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA).

PUNTOS DE INTERÉS

Centros de visitantes y puntos de información

El punto de información turística de Gaztelugatxe está operativo durante los meses de julio y agosto, periodo en el que también es posible acudir a la Oficina de Turismo de Bermeo en busca de asesoramiento para conocer éste y otros parajes destacados de la comarca. Aunque el acceso a San Juan de Gaztelugatxe es totalmente gratuito, es necesario retirar el ticket de entrada.

Rutas

Existen dos rutas para llegar a San Juan de Gaztelugatxe y ambas se recorren a pie, pues ya no es posible bajar en coche hasta el puente debido a la inestabilidad de la superficie. La primera comienza en el restaurante Eneperi y cuenta con un pronunciado desnivel de tierra y asfalto, aunque es más corta. La segunda, más extensa, puede llevarse a cabo en una carretera sin presencia de coches, apremiando al visitante con un precioso mirador.

Cabo Matxitxako

El cabo Matxitxako marca el final de la ladera del monte Sollube, convirtiéndose a su vez en el punto más saliente de la costa cantábrica. El faro “viejo” -construido en 1852- y el “nuevo” -edificado en 1909- custodian un paraje ideal para la observación de cetáceos de verano a otoño así como de diferentes aves. El patrimonio cultural del enclave es también uno de sus puntos fuertes, siendo la vieja batería de cañones de la Guerra Civil, el polvorín o la atalaya algunos de sus puntos más concurridos por los visitantes.

Otros puntos de interés

Pese a no ser la original -ha sido testigo de numerosos incendios y batallas- la ermita de San Juan es uno de los lugares más especiales de Gaztelugache. El último incidente data de 1978, cuando fue incendiada y devastada, teniendo que ser reconstruida en 1983.

Por otro lado, Innumerables cuevas y salvajes olas hacen del entorno de Atxulo, en el municipio vizcaíno de Bakio, uno de los parajes de mayor valor paisajístico del territorio. Sus imponentes acantilados y los sonidos que el impacto del mar produce a sus pies son un auténtico espectáculo para los cinco sentidos.

LAS AVES EN EL PARQUE

En el islote Aketx podemos disfrutar de poblaciones de aves marinas como la gaviota patiamarilla (Larus michahellis), el halcón peregrino (Galco peregrinus) y, sobre todo, el paiño común (Hydrobates pelagicus). Esta última, nocturna por autonomasia y de difícil reconocimiento en fuertes temporales, solo nidifica en áreas aisladas para evitar amenazas terrestres.

LA FAUNA EN EL PARQUE

La morena, el congrio y otros peces de menor tamaño como las fanecas, los chicharros y las lubinas se dan cita en un fondo marino rocoso y transparente, ideal para este tipo de especies. También son frecuentes algas de considerables dimensiones como las Laminarias o Sacchorhizas. En zonas menos profundas, encontramos tanto Lythophyllum y Corallina (algas calcáreas) como Gelidium (algas rojas), que comparten espacio con babosas, percebes, julias, carraspos, erizos, nécoras, holoturias, pulpos y centollos.

LA FLORA

Es habitual encontrar con facilidad endemismos oriundos de la costa vasca como la Armeria euskadiensis o el acebuche, antecesor del actual olivo. Unidos a éstos, el encinar cantábrico y los brezales -principal refugio de la fauna del lugar-, forman un conjunto floral tan rico como peculiar.

LA FAUNA EN EL PARQUE

La morena, el congrio y otros peces de menor tamaño como las fanecas, los chicharros y las lubinas se dan cita en un fondo marino rocoso y transparente, ideal para este tipo de especies. También son frecuentes algas de considerables dimensiones como las Laminarias o Sacchorhizas. En zonas menos profundas, encontramos tanto Lythophyllum y Corallina (algas calcáreas) como Gelidium (algas rojas), que comparten espacio con babosas, percebes, julias, carraspos, erizos, nécoras, holoturias, pulpos y centollos.

LA FLORA

Es habitual encontrar con facilidad endemismos oriundos de la costa vasca como la Armeria euskadiensis o el acebuche, antecesor del actual olivo. Unidos a éstos, el encinar cantábrico y los brezales -principal refugio de la fauna del lugar-, forman un conjunto floral tan rico como peculiar.

LIBERA en el parque

LIBERA en el Parque

Desde Proyecto LIBERA ofrecemos distintos recursos a Parques Nacionales y Naturales con el objetivo de sensibilizar sobre el problema que supone el abandono de basura en la naturaleza y la prevención del mismo, como es el caso de este parque. Entre otras medidas, formamos a los empleados de centros de interpretación ambiental y les proporcionamos diferentes materiales con los que ayudar a concienciar al público. También aportamos información sobre el proyecto a los trabajadores de Espacios Naturales y colocamos señalización en los parques de cada región. Consulta todas las acciones de prevención de LIBERA.