Monumento Natural
Mina La Jayona

Un hábitat singular y una belleza casi mágica

El Monumento Natural Mina La Jayona estuvo en funcionamiento desde el año 1900 hasta 1921 siendo la mayor explotación minera de hierro de la provincia de Badajoz en la que llegaron a trabajar más de 400 personas. Actualmente, es un espacio protegido que ofrece maravillosas vistas, con un hábitat singular de gran interés geo-ecológico y una belleza casi mágica. Estas características le otorgan el reconocimiento de Monumento Natural en el año 1997 haciendo de la Mina La Jayona un enclave idílico en el municipio de Fuente del Arco, lleno de pozos, socavones y galerías por donde disfrutar de un bonito paseo.

PUNTOS DE INTERÉS

Fuente del Arco

A menos de 7km de la Mina encontrarás Fuente del Arco, un pueblo de casas encaladas con balcones llenos de macetas donde dar un paseo y disfrutar de su gastronomía. La fuente que, probablemente, da nombre al pueblo fue renovada en el año 2000 y cuenta con una inscripción en latín “HINC INCIPIT EXTREMA HORA” (aquí empieza Extremadura).

Rutas

Existen varias rutas por la Mina La Jayona y alrededores con distintos niveles de dificultad. Nuestras recomendaciones son: la Ruta del Rey Jayón, se inicia en la Plaza de España de Llerena y acaba en la Mina. Su intensidad es baja pero la distancia recorrida es extensa, son 22km en unas 6-8 horas por serranías, llanuras, monumentos y yacimientos arqueológicos. Otra ruta de interés, es la Ruta de los Molinos y del Mudéjar (Usagre) mucho más corta que la anterior pues son solo 5km pero de mayor intensidad y con bonitos senderos entre molinos y huertas. Y, por último, la Ruta Cerro del Fogón, saliendo desde la Estación de Ferrocarril de Fuente del Arco recorrerás 1,5km hasta llegar a la antigua chimenea del pueblo.

Santuario Nuestra Señora del Ara

De camino a la Mina La Jayona se encuentra este Santuario al que llaman la pequeña Capilla Sixtina de Extremadura, construida entre los siglos XIV y XV. De gran riqueza artística con frescos en el interior y arcos en su exterior, merece la pena la visita de esta joya en un paraje espectacular.

Monasterio de Tentudía

Fundado en el siglo XIII, el Monasterio es una iglesia – fortaleza ubicada en Calera de León (Badajoz), concretamente en la sierra de Tentudía, el punto más alto de la provincia. Está considerado como una de las mejores muestras del mudéjar español, declarado monumento histórico-artístico en el año 1931. Un edificio sobrio y con historia que merece la pena visitar, no solo por la construcción, sino por las vistas y atardeceres que puedes disfrutar desde lo alto de la sierra.

LAS AVES EN EL PARQUE

En la Mina, son abundante las aves pequeñas que anidan en las numerosas oquedades de las paredes rocosas del paisaje como las golondrinas, el vencejo o el avión. No obstante, el rey de La Joyosa es el búho real, un ave gran tamaño que encuentra en este enclave un clima ideal para nidificar. Desde la Mina podrás observar una larga lista de aves, tales como: la culebra europea, la cigüeña negra, el roquero solitario, colirrojos, carboneros, currucas, etc.

LA FAUNA EN EL PARQUE

El mamífero más abundante de la zona es el conejo, atrayendo a especies como el lince ibérico, el gato montés, el tejón o el jabalí. Por las peculiaridades del clima en la mina, los lugares más oscuros, húmedos y sombríos albergan distintas especies de murciélagos y anfibios y reptiles como el tritón ibérico, la rana común el sapo, lagarto ocelado, lagartijas y culebras.

LA FLORA

La flora de la Mina reúne las características propias del ecosistema mediterráneo de Extremadura. Además de los encinares que han sido destruidos y transformados en dehesas encontramos el matorral mediterráneo, olivar y paisajes obtenidos del resultado de la explotación minera, agrícola y ganadera con especies como encinas, jaras, piruétanos, lentiscos y plantas medicinales como el tomillo, romero, eucalipto, lavanda, manzanilla, etc. En el interior de la mina adquieren mayor protagonismo una vegetación propia de la flora rupícola gracias a un ambiente más sombrío, fresco y con mayor humedad generando un microclima propio en el que destacan helechos, zarzamoras e higueras.

LA FAUNA EN EL PARQUE

El mamífero más abundante de la zona es el conejo, atrayendo a especies como el lince ibérico, el gato montés, el tejón o el jabalí. Por las peculiaridades del clima en la mina, los lugares más oscuros, húmedos y sombríos albergan distintas especies de murciélagos y anfibios y reptiles como el tritón ibérico, la rana común el sapo, lagarto ocelado, lagartijas y culebras.

LA FLORA

La flora de la Mina reúne las características propias del ecosistema mediterráneo de Extremadura. Además de los encinares que han sido destruidos y transformados en dehesas encontramos el matorral mediterráneo, olivar y paisajes obtenidos del resultado de la explotación minera, agrícola y ganadera con especies como encinas, jaras, piruétanos, lentiscos y plantas medicinales como el tomillo, romero, eucalipto, lavanda, manzanilla, etc. En el interior de la mina adquieren mayor protagonismo una vegetación propia de la flora rupícola gracias a un ambiente más sombrío, fresco y con mayor humedad generando un microclima propio en el que destacan helechos, zarzamoras e higueras.

LIBERA en el parque

LIBERA en el Parque

Desde Proyecto LIBERA ofrecemos distintos recursos a Parques Nacionales y Naturales con el objetivo de sensibilizar sobre el problema que supone el abandono de basura en la naturaleza y la prevención del mismo, como es el caso de este parque. Entre otras medidas, formamos a los empleados de centros de interpretación ambiental y les proporcionamos diferentes materiales con los que ayudar a concienciar al público. También aportamos información sobre el proyecto a los trabajadores de Espacios Naturales y colocamos señalización en los parques de cada región. Consulta todas las acciones de prevención de LIBERA.