Parque Natural
Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión

Un paisaje de contrastes en el corazón de Soria.

El Parque Natural de Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión cuenta con una extensión de 4.617 hectáreas. El territorio se ubica al norte de la provincia de Soria, donde predomina un paisaje glacial. Los valores naturales presentes en este espacio le han valido para ser reconocido como “Lugar de Importancia Comunitaria” (LIC) así como “Zona de Especial Protección para las Aves” (ZEPA) dentro de la Red Natura 2000. Gran parte de este Parque Natural incluye ecosistemas acuáticos directamente ligados con el glaciarismo entre los que destacan varias lagunas: Laguna Negra, laguna Larga, laguna Helada, laguna Mansegosa y laguna de Hornillo, entre otras.

Desde LIBERA ponemos a disposición de los trabajadores responsables de los Espacios Naturales formación e información sobre el proyecto y los problemas derivados del abandono de basuraleza. Evaluamos las necesidades de colocar información y señalización en los espacios naturales de cada región para evitar el abandono de residuos en esas zonas. Entre otros, facilitamos señalética exterior, pósters explicativos sobre el problema de la basuraleza y otros materiales identificativos con el objetivo de sensibilizar al público.

PUNTOS DE INTERÉS

Centros de visitantes y puntos de información

La Casa del Parque centra su actividad en dar a conocer al turista las actividades que se hacían en el pasado en ese mismo territorio: no solo las costumbres de sus habitantes, sino también sus oficios, medios de transporte y festividades populares de entonces. La exposición incluye diversos ámbitos entre los que destacan el Bosque Sensorial, el Rincón de la Memoria y la Sala Audiovisual. Además, la Casa del parque también dispone de una sección que aborda las leyendas que giran en torno a la Laguna Negra y de recorrido interpretado que parte del valle hasta llegar al Pico de Urbión.

Programa de Voluntariado Ambiental

El Voluntariado Ambiental en las Áreas Naturales Protegidas (RANP) de Castilla y León pretende fomentar la participación ciudadana en acciones solidarias que contribuyan al conocimiento, disfrute y puesta en valor del patrimonio natural de estos espacios. Existe una amplia oferta de actividades destinadas a diversos perfiles, tanto a nivel individual como grupal.

Patrimonio social y cultural

El Parque Natural cuenta con un amplio patrimonio cultural, con elementos arquitectónicos, arqueológicos, históricos, artísticos, entre otros. La arquitectura popular es muy variada y manifiesta en todo tipo de construcciones. Además, en toda la zona se conservan muy fielmente algunas costumbres y tradiciones que a día de hoy siguen llevándose a cabo. Este es uno de los reclamos más destacados de la zona.

Otros puntos de interés

Vinuesa y Covaleda son dos comarcas vecinas que son de gran interés para los visitantes por los monumentos que ostentan. En Vinuesa destacan las construcciones de los siglos XVI al XVIII con la Casa de Los Ramos, el Palacio de Don Pedro de Neila y el Palacio de Marqués de Viñuela. También cabe resaltar el puente romano en el Embalse de la Cuerda del Pozo. Por otro lado, en Covaleda, llaman más la atención los muchos senderos de los que dispone el visitante como su famoso Refugio de Pescadores. En lo que respecta a la arquitectura, la localidad presume de construcciones como la iglesia gótica de San Quirito y Santa Julita.

LAS AVES EN EL PARQUE

El Parque Natural de Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión ha sido catalogada como ZEPA (‘Zona de Especial Protección para las Aves’) y es así, entre otras cosas, por la variedad de especies que pueden avistarse. En los pinares se encuentran especies como el piquituerto, el carbonero palustre, la chocha perdiz y el trepador azul, entre otros. Por otro lado, en las zonas más abiertas de montaña, se puede avistar al acentor alpino, la collalba gris o la bisbita alpina. También se debe destacar la presencia de aves rapaces como el águila culebrera, el halcón peregrino, el águila real y especialmente por la presencia deperdiz pardilla, especie cada vez más escasa en las montañas del interior peninsular.

LA FAUNA EN EL PARQUE

El Parque Natural cuenta con una variada fauna, rasgo que es resultado de la alternancia de tipos de hábitats, como ambientes boscosos y zonas abiertas de alta montaña. Resaltamos dentro de todas sus especies a un coleóptero protegido a nivel nacional e internacional, que está asociado a los hayedos: la Rosalia alpina. En cuanto a los reptiles destacan especies como el lagarto verde y la víbora áspid. En lo que respecta a los mamíferos, encontramos de todo tipo, pero esencialmente ardillas, comadrejas, tejones, ciervos, jabalíes y corzos. Aquellos que son más difíciles de avistar y que encontramos en menor medida son la nutria, el lobo y el visón europeo.

LA FLORA

Las copiosas lluvias y las frescas temperaturas de las que goza el Parque hacen que, en los Valles de Revinuesa y Duero, predominen las masas de pino silvestre. Los pinares alcanzan tanta amplitud que representan una de las mayores extensiones boscosas de la Península Ibérica. En las laderas umbrías en cotas superiores a los 1.400 metros, se puede comenzar a observar el haya en pequeños bosques monoespecíficos o combinado con algunos otros árboles. Si continuamos subiendo, a unos 1.800 metros, observaremos que tan solo es posible que crezcan matorrales y pastizales como el biércol o el enebro rastrero, los únicos capaces de adaptarse a las condiciones propiciadas por los fuertes vientos y largos períodos de inivación. Si se presta atención a la variedad florística, el Parque cuenta ejemplares típicos de otras montañas europeas como los Pirineos o los Alpes. Por otro lado, también destacan algunos endemismos de la Sierra de Urbión como es la armería.

LA FAUNA EN EL PARQUE

El Parque Natural cuenta con una fauna de lo más variada. La razón principal por la que esto sucede es por las características de su flora y vegetación ya que la alternancia de ambientes boscosos y zonas abiertas de alta montaña así lo permite. Resaltamos dentro de todas sus especies, un coleóptero protegido típico de los hayedos: la Rosalia alpina. En cuanto a los reptiles resaltan aquellos propios de ambientes atlánticos como el lagarto verde y la víbora áspid. En lo que respecta a los mamíferos, encontramos de todo tipo, pero esencialmente ardillas, comadrejas, tejones, ciervos, jabalíes y corzos. Aquellos que son más difíciles de avistar y que encontramos en menor medida son la nutria, el lobo y el visón europeo.

LA FLORA

Las copiosas lluvias y la llamativa altura que alcanza el Parque hacen que, en los Valles de Revinuesa y Duero, predominen las masas de pino silvestre. Los pinares alcanzan tanta amplitud, que son considerados la mayor extensión boscosa de la Península Ibérica. En cotas superiores a los 1.400 metros que cuenten con llamativas pendientes, se puede comenzar a observar el haya. Si continuamos subiendo, a unos 1.800 metros, observaremos que tan solo es posible que crezcan matorrales y pastizales como el biércol o el enebro rastrero, los únicos capaces de adaptarse a esas condiciones extremas. Si se presta atención a la variedad florística, el Parque cuenta ejemplares típicos de otras montañas europeas como los Pirineos o los Alpes. Ejemplo de ello es la margarita alpina. Por otro lado, también destacan algunos endemismos de la Sierra de Urbión como es la armería.

LIBERA en el parque

LIBERA en el Parque

Desde Proyecto LIBERA ofrecemos distintos recursos a Parques Nacionales y Naturales con el objetivo de sensibilizar sobre el problema que supone el abandono de basura en la naturaleza y la prevención del mismo, como es el caso de este parque. Entre otras medidas, formamos a los empleados de centros de interpretación ambiental y les proporcionamos diferentes materiales con los que ayudar a concienciar al público. También aportamos información sobre el proyecto a los trabajadores de Espacios Naturales y colocamos señalización en los parques de cada región. Consulta todas las acciones de prevención de LIBERA.