Parque Nacional de
ORDESA Y MONTE PERDIDO

El macizo calcáreo más alto de Europa.

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es el segundo Parque Nacional más antiguo de España., declarado como tal en 1918. Se situa en el norte de la Península Ibérica, enclavado en el centro de la cordillera pirenaica, en la Comunidad Autónoma de Aragón. Al norte de la provincia de Huesca, entre los municipios de Torla y Bielsa. Domina su orografía el macizo de Monte Perdido, 3.348 m, siendo el más elevado macizo montañoso calcáreo de Europa Occidental, con las cimas de Las Tres Sorores o Treserols: Monte Perdido, Cilindro, y Pico de Añisclo. La complicada historia geológica y morfológica, junto con un clima singular, han dado como resultado una elevada altitud y la presencia de escarpadas pendientes.

Desde LIBERA ponemos a disposición de los trabajadores responsables de los Espacios Naturales formación e información sobre el proyecto y los problemas derivados del abandono de basuraleza. Evaluamos las necesidades de colocar información y señalización en los espacios naturales de cada región para evitar el abandono de residuos en esas zonas. Entre otros, facilitamos señalética exterior, pósters explicativos sobre el problema de la basuraleza y otros materiales identificativos con el objetivo de sensibilizar al público.

PUNTOS DE INTERÉS

Cuevas

Los cursos de agua que transcurren por el parque deben salvar desniveles, por lo que la elevada velocidad del agua incide de manera especial orografía del terreno. Además, el caracter ácido de las aguas producen la disolución de las rocas calizas por parte del agua (fenómenos kársticos) que con el paso del tiempo ha creado estrechas gargantas y cañones, además de un complejo sistema de grutas, cavernas, simas y ríos subterráneos. El sistema de cuevas heladas de Marboré, la Gruta Helada de Casteret, o el conjunto subterráneo de Escuaín, son algunos de estas emblemáticas formaciones que podemos encontrar en el parque.

Brecha de Rolando

Lugar de leyenda que, a 2.807 metros de altitud, abre el paso fronterizo entre España y Francia. Situada entre el pico Bazillac y el Casco. Impresionante en sus dimensiones, este tajo tiene 100 metros de alto por 40 de ancho (abierta a golpe de espada por
Rolando,  sobrino de Carlo Magno, al ser acorralado por los suyos y encontrar un barrera pétrea que le cerraba el paso, según dice la leyenda). 

Rutas

En este folleto, diseñado por el Gobierno de Aragón, podréis encontrar las rutas y senderos más representativos del parque, así como consejos para poder transitarlos de forma respetuosa y segura.

Otros puntos de interés

Tanto el propio Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido como sus alrededores cuentan con decenas de pueblos de ensueño. Las vistas de Broto, la gastronomía de Sarvisé, los descensos de Torla, los bosques de Fanlo o la historia medieval de Aínsa.

LAS AVES EN EL PARQUE

En el parque residen al menos 80 especies de aves nidificantes. El quebrantahuesos cuenta con varias parejas reproductoras dentro del Parque. El águila real, la chova piquigualda y el buitre leonado son aves de costumbres rupícolas muy arraigadas a estas tierras.  En las zonas más altas el gorrión alpino, el acentor alpino, el treparriscos y el lagópodo alpino entre otras especies logran soportar las difíciles condiciones de estos medios boreales.

MÁS FAUNA EN EL PARQUE

Se han catalogado hasta el momento, un total de siete especies de anfibios, trece de reptiles, cuatro de peces y más de cincuenta mamíferos. En las aguas frías de ríos y barrancos, viven las abundantes truchas o el endémico tritón de los Pirineos. La rana pirenaica fue descrita como nueva especie para la ciencia en las inmediaciones del Parque en el año 1992. Marmotas y manadas de sarrios son mamíferos fáciles de observar en los altos pastizales subalpinos.

LA FLORA

Encontramos un verdadero muestrario de plantas con más de 1.500 especies de la flora pirenaica. Ordesa y Monte Perdido podría ser definido como un gran jardín botánico de montaña donde conviven especies comunes, con otras endémicas o exclusivas de estas montañas, como es el caso de la madreselva de los Pirineos, la corona de rey o la oreja de oso. Los fondos de valle están tapizados generalmente por los bosques. El haya, el abeto blanco o el pino silvestre son especies dominantes, y su distribución depende de la orientación y características de cada valle. A la orilla de los ríos aparece la vegetación de ribera, amante de la humedad, con sauces, abedules, fresnos, etc. Los puertos o estivas de la alta montaña albergan la mayor biodiversidad del Parque, lugares donde, desde hace siglos, el hombre con sus ganados viene aprovechando este importantísimo recurso natural.

MÁS FAUNA EN EL PARQUE

Se han catalogado hasta el momento, un total de siete especies de anfibios, trece de reptiles, cuatro de peces y más de cincuenta mamíferos. En las aguas frías de ríos y barrancos, viven las abundantes truchas o el endémico tritón de los Pirineos. La rana pirenaica fue descrita como nueva especie para la ciencia en las inmediaciones del Parque en el año 1992. Marmotas y manadas de sarrios son mamíferos fáciles de observar en los altos pastizales subalpinos.

LA FLORA

A lo largo de sus 15.608 hectáreas, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido alberga 14.000 especies. Entre este nutrido y variado grupo, 83 son plantas únicas del Pirineo como la Borderea pyrenaica, la Petrocoptis crassifolia, la Ramonda myconi o la Silene borderei. Los bosques, por su parte, ocupan solo un 20% del terreno, destacando los de hayas, abetos, pino royo y tremolines por delante de abedules, fresnos o sauces. La flor de nieve o edelweiss, distinguida representación del parque en el pasado y planta protegida en la actualidad, se refugia entre los pastos de altura.

LIBERA en el parque

LIBERA en el Parque

Desde Proyecto LIBERA ofrecemos distintos recursos a Parques Nacionales y Naturales con el objetivo de sensibilizar sobre el problema que supone el abandono de basura en la naturaleza y la prevención del mismo, como es el caso de este parque. Entre otras medidas, formamos a los empleados de centros de interpretación ambiental y les proporcionamos diferentes materiales con los que ayudar a concienciar al público. También aportamos información sobre el proyecto a los trabajadores de Espacios Naturales y colocamos señalización en los parques de cada región. Consulta todas las acciones de prevención de LIBERA.