Monumento Natural de
LOS BARRUECOS

Fusión entre arte y naturaleza.

Declarado Monumento Natural por la Junta de Extremadura en 1996, Los Barruecos es un paraje natural considerado por muchos como uno de los  más originales e interesantes del país. Ubicado a 14 kilómetros de Cáceres, en el municipio de Malpartida de Cáceres, este enclave presume de una variada flora, fauna y un rico patrimonio arqueológico. Alrededor de 50.000 visitantes se dan cita cada año para disfrutar de un entorno que fue elegido como escenario para Juego de Tronos, entre otras exitosas series y películas.

Desde LIBERA ponemos a disposición de los trabajadores responsables de los Espacios Naturales formación e información sobre el proyecto y los problemas derivados del abandono de basuraleza. Evaluamos las necesidades de colocar información y señalización en los espacios naturales de cada región para evitar el abandono de residuos en esas zonas. Entre otros, facilitamos señalética exterior, pósters explicativos sobre el problema de la basuraleza y otros materiales identificativos con el objetivo de sensibilizar al público.

PUNTOS DE INTERÉS

Charcas del Barrueco
La Charca del Barrueco de Arriba y la Charca del Barrueco de Abajo constituyen los principales embalses de Los Barruecos. Lugareños y turistas aprovechan la abundancia de peces para practicar la pesca y disfrutar más tarde de algunos de los platos locales más significativos. Asociadas desde su origen a huertas y molinos harineros, estas charcas dotan a este enclave, además, de una espléndida y especial luminosidad que no pasa desapercibida.
Rutas
Existen 4 rutas que pueden disfrutarse en Los Barruecos: la Ruta del Patrimonio Geológico y Arqueológico o Ruta Los Sentidos -recorrerla nos ocupará alrededor de 2 horas-, Ruta de las Charcas -3 horas-, Ruta del Barrueco de Arriba -1 hora- y Ruta de las Peñas del Tesoro -la más liviana, de 30 minutos-. La dificultad de todas y cada una de ellas es escasa y pueden llevarse a cabo tanto a pie como en bicicleta.
Museo Vostell Malpartida
Fundado en 1976 por el prestigioso artista hispano alemán Wolf Vostell, este museo ofrece al visitante tres colecciones de arte contemporáneo: Colección Wolf y Mercedes Vostell -mujer del artista, extremeña-, Colección Fluxus Donación Gino Di Maggio y la Colección de Artistas Conceptuales. Para disfrutar de las interesantes galerías que contiene, hay que tener cuenta que cuenta con un horario de primavera/verano y otro de otoño/invierno.
Centro de interpretación
Para entender el origen de las formaciones rocosas que dan sentido a este precioso Monumento Natural, es recomendable visitar el centro de interpretación. Allí, además de empaparnos de su historia a través de clarividentes paneles y vitrinas dinámicas, conoceremos más sobre la flora y fauna existente sobre el terreno -especialmente sobre la cigüeña blanca.

LAS AVES EN EL PARQUE

Entre las rapaces que pueden observarse en la zona se encuentra el águila calzada, el águila culebrera, los milanos negros y otras menos habituales como el aguilucho cenizo o el sisón. Otras aves que llaman la atención de los visitantes son el ánade azulón, la garza real, el somormujo lavanco, la garcilla bueyera y la golondrina dáurica. Sin embargo, el ave reina de Los Barruecos es, sin discusión alguna, la cigüeña blanca, cuya presencia motivó que Malpartida de Cáceres fuera declarado pueblo europeo de cigüeñas en 1997 por el Fondo Patrimonio Natural Europeo.

 LA FAUNA EN EL PARQUE

Las charcas de este espacio atraen a diferentes especies que utilizan el espacio para beber de la charca o cazar en los alrededores de la misma. Entre los mamíferos encontramos a zorros y conejos. Entre los reptiles, podemos encontrar al lagarto ocelado y a las lagartijas colilarga y colirroja. En entornos acuáticos, destaca del galápago leproso,  la culebra de agua, la rana común o el gallipato, así como la nutria y la rata de agua. En cuanto a artrópodos, en el espacio hay abundantes libélulas, caballitos del diablo y mariposas, como el macaón y el chupaleches.

 LA FLORA

A pesar de contar con solo 319 hectáreas, el paraje presume de una gran riqueza florística, entre la que se pueden diferenciar tres formaciones. Matorrales entre los roquedos tales como el codeso y la retama blanca, combinada con algunos especímenes de encina y alcornoque. En las laderas,  son de interés bosquetes de galaperos y los perales silvestres, mientras que a la sombra de las rocas destaca la Scrophularia schousboei -especie endémica del territorio- y la dedalera. Luego están las formaciones pseudoestepáricas, en las que destaca el cultivo de gramíneas y leguminosas, además de especies para consumo como el espárrago y el cardillo.  Por último, como era de esperar, también están las formaciones ligadas a zonas húmedas donde ranúnculos, narcisos, orquídeas, juncales, entre otros, forman las praderas húmedas. 

 LA FAUNA

Las charcas de este espacio atraen a diferentes especies que utilizan el espacio para beber de la charca o cazar en los alrededores de la misma. Entre los mamíferos encontramos a zorros y conejos. Entre los reptiles, podemos encontrar al lagarto ocelado y a las lagartijas colilarga y colirroja. En entornos acuáticos, destaca del galápago leproso,  la culebra de agua, la rana común o el gallipato, así como la nutria y la rata de agua. En cuanto a artrópodos, en el espacio hay abundantes libélulas, caballitos del diablo y mariposas, como el macaón y el chupaleches.

 LA FLORA

A pesar de contar con solo 319 hectáreas, el paraje presume de una gran riqueza florística, entre la que se pueden diferenciar tres formaciones. Matorrales entre los roquedos tales como el codeso y la retama blanca, combinada con algunos especímenes de encina y alcornoque. En las laderas,  son de interés bosquetes de galaperos y los perales silvestres, mientras que a la sombra de las rocas destaca la Scrophularia schousboei -especie endémica del territorio- y la dedalera. Luego están las formaciones pseudoestepáricas, en las que destaca el cultivo de gramíneas y leguminosas, además de especies para consumo como el espárrago y el cardillo.  Por último, como era de esperar, también están las formaciones ligadas a zonas húmedas donde ranúnculos, narcisos, orquídeas, juncales, entre otros, forman las praderas húmedas. 

LIBERA en el parque

LIBERA en el Parque

Desde Proyecto LIBERA ofrecemos distintos recursos a Parques Nacionales y Naturales con el objetivo de sensibilizar sobre el problema que supone el abandono de basura en la naturaleza y la prevención del mismo, como es el caso de este parque. Entre otras medidas, formamos a los empleados de centros de interpretación ambiental y les proporcionamos diferentes materiales con los que ayudar a concienciar al público. También aportamos información sobre el proyecto a los trabajadores de Espacios Naturales y colocamos señalización en los parques de cada región. Consulta todas las acciones de prevención de LIBERA.